Relaciones Especiales, Relaciones Santas ¿Qué son?

Desde la mirada de Un Curso de Milagros, la relación especial tiene que ver con esa relación que se establece con otros cuando creemos que necesitamos a alguien que venga a suplir aquello de lo que creo carecer.  Cuando estamos identificados con el yo personal, hemos olvidado que somos la plenitud, la abundancia y el amor y que no carecemos de nada.  Al identificarnos con el yo pequeño, el mecanismo que utiliza el ego es distorsionar el amor, porque el curso del amor es natural y por ello es natural que quiera unirse y extenderse, pero el ego lo distorsiona y lo convierte en la necesidad que te dice: “a ti te hace falta compañía, que te consientan, que te respeten, que te dignifiquen, que te amen.  ¡Te hace falta!  Entonces ve y busca quien te complete porque tú no eres plena”.  

Así es como se establece la relación especial porque en cuanto crees que el otro tiene lo que a ti te hace falta, tienes miedo de perderle, y desde ese miedo a perderle, empiezas a generar toda una estrategia para que no se vaya, llevando a cabo acciones de sacrificio, sufrimiento, abnegación, etc. Y esto es lo que da lugar a que surjan lo que comúnmente llamamos: relaciones tóxicas, que visto de otro modo pueden ser también la oportunidad para que te des cuenta de la locura con la que entraste a esa relación.  

El Curso de milagros nos explicó María del Mar, en esta entrevista que nos lleva a la libertad, y ésta, sólo es posible cuando recuperamos nuestro poder.  Y la recuperación de nuestro poder solo es posible cuando asumimos completamente la responsabilidad de nuestra experiencia.

El curso dice: que los pensamientos nunca abandonan su fuente.  Causa y efecto jamás están separados por lo tanto no hay una causa en el tiempo ni en algo que paso para que estés experimentando lo que estás experimentando ahora.  En este instante si lo estás viviendo desde la necesidad es porque sigues creyendo y sosteniendo esa creencia de que estás separada de tu fuente, de Dios, del amor, de la vida, entonces te sientes sola, te experimentas sola e incluso justificas tu sensación de vacío y de soledad, porque el ego siempre se está fabricando a través de esta estrategia, porque requieres de una historia y un pasado para reforzar la sensación de estar separada de la fuente; esto es desde el yo soy, separado por su cuenta, no desde el Yo Soy, donde me uno al Ser.  El tránsito es del yo, al YO en mayúsculas, es en donde no estamos separados del Padre, sino que somos Uno con Él.  

Si somos presencia, asumir nuestra experiencia implica que todo está ocurriendo ahora.  Somos el efecto de una causa.  El mundo tal y como lo percibimos, dice un curso de milagros, es el efecto de nuestras creencias y nuestros pensamientos presentes.  Si nos damos cuenta, los recuerdos del pasado y lo que imaginamos del futuro lo traemos al presente.  No podemos recordar el ayer, por más que esté muy teñido de pasado aparentemente.  Cuando recordamos lo estamos haciendo ahora.  

Estamos eligiendo ahora traer al presente ese recuerdo, y sostenerlo por alguna razón: 1- Porque nos da identidad (de víctima, abandonada, rechazada, humillada, etc.).  2- Porque creemos que nos defiende.  Creemos que, si sostenemos este recuerdo, vamos a mantenerlo latente y con ello podemos justificar la defensa y el ataque que permanece en nuestra vida.  Ejemplo: porque hemos experimentado abandono de nuestros padres o de nuestras ex parejas, creemos que esas son las causas de que ahora vivamos con miedo a ser abandonados o traicionados.  Usamos frases como: “tú no porque me vas a abusar”, “desconfío de ti porque me vas a abandonar”, etc.  Esta defensa nos mantiene en estado de sufrimiento porque hemos experimentado dolor en el pasado y esas son las causas por las que ahora tenemos miedo a ser abandonadas o a ser traicionadas.

Para salir del juego del ego: Busca y no halles, es necesario cuestionarnos.

En el juego de la mente, busca y no halles, pasamos el tiempo explorando incansablemente en nuestra historia, cuántas veces hemos sido traumatizadas, abandonadas, traicionadas, rechazadas, sin darnos cuenta que estamos atrapadas como el hámster corriendo en su ruedita sin llegar a ningún sitio.    Para salir de ese juego es necesario plantearnos algunas preguntas:

¿Es real, que estás ideas de que fuimos abandonadas nos protegen de algo? Cuando vamos a la base, a la esencia y nos planteamos ¿cuál es la razón por la cual no queremos soltar estás ideas? ¿Cómo hacemos para soltarlas? Las pausas dan espacio a plantearnos preguntas y en el silencio empezamos a reconocer la verdad: “si no las suelto, es porque no quiero hacerlo y porque creo que me defienden”.  

Lo que necesitamos hacer para asumir nuestros pensamientos dolorosos es cuestionarlos: ¿Es 100% real que seguir pensando de esta manera me trae algún beneficio? ¿Cuál es el beneficio que la mente me dice que me trae? Identidad de víctima, argumento desde el cual te defiendes. 

Para poder sanar y cambiar la percepción de nuestra historia, insisto, es necesario que cuestionemos la forma en que hemos venido pensando, interpretando y juzgando la vida; porque cuando nos quedamos solo en la interpretación, generamos un pensamiento circular, porque así es el pensamiento del ego; hace que en nuestra vida se reproduzcan una y otra vez escenarios similares, porque no hemos asumido el dolor que necesitamos transitar y asumir para poder trascenderlo, atravesarlo y dejarlo ir.   

Relaciones Santas ¿Qué son?

En cuanto a las relaciones santas, María del Mar nos explicó que ella y su pareja tienen 6 años de casados y que eligieron de común acuerdo vivir su relación como una Relación Santa. Un Curso de Milagros explica que, en la relación Santa, no manejas pensamientos privados.  Y en cuanto te das cuenta de lo que la mente te está diciendo, buscas a tu pareja para conversar al respecto con mucha honestidad.  

Se acerca a su marido de forma afectiva y le dice: Amor, me he dado cuenta que he estado teniendo estos pensamientos donde la mente me dice que, si dejo de jugar el papel de la víctima traicionada, de la pobrecita a la que le duele ser abandonada, y que, si dejo de identificarme con ello, ya no voy a tener excusa para no celarte, o para preguntarte ¿en dónde estás? O para no sentirme vulnerable ante ciertas actitudes tuyas porque creo que así me defiendo de una infidelidad, pero eso no es cierto, porque ya viví relaciones en las que me comporte de esa manera y no me funciono.  

Cuando te unes a la vida y estás dispuesta a dejar caer tus capas de defensa y puedes desde el corazón decirle a tu pareja: haz lo que quieras hacer, se cómo quieras ser, porque mi confianza no tiene por qué estar puesta en ti, mi confianza esta puesta en Dios y en que yo no voy a vivir nada que no necesite vivir.  No necesito garantizar que tú me seas fiel o no.  Mi garantía está puesta en que yo no voy a vivir absolutamente nada que no sea útil para el único propósito de mi transitar aquí en la Tierra, que es recordar quién soy.  Cuando nuestro propósito se unifica con el de Dios, las defensas no tienen sentido y se caen inmediatamente.  No necesito ir al pasado, hoy elijo dejar de defenderme de la vida, hoy elijo reconocerme una con Dios, reconocer que estoy a salvo, que pase lo que pase si lo transito de la mano del Espíritu, nada puede dañarme.  

Ese sería un gran ejemplo de una relación santa aterrizada a lo cotidiano, para poder desarraigar esa idea falsa de ser la pobrecita traicionada y darte cuenta que no necesitas más de tú pasado para fabricar tú imagen.  

Si quieres enterarte de qué fue lo que su esposo le respondió, te invito a que escuches la entrevista completa realizada a María del Mar.  Encuéntralo en YouTube como Carolina la mujer de hoy Relaciones Especiales.  

Recuerda, cuando crees que el otro tiene lo que a ti te hace falta para ser feliz, así empieza la necesidad.  La necesidad es un argumento del ego, no del amor.

Un abrazo a tu alma.

Carolina Alcázar

© Derechos Reservados 2022 Carolina La Mujer de Hoy

Powered by INOVAPIX

ÚNETE A LA TRIBU

Ingresa tus datos para unirte gratis a la Tribu de Almas Conscientes y recibe mi boletín semanal con información relevante, promociones, fechas de eventos y mucho más.

Escucha el Demo

La versión del libro De Regreso a Casa en audio, leído por Carolina Alcázar.

ÚNETE A LA TRIBU

Ingresa tus datos para unirte gratis a la Tribu de Almas Conscientes y recibe mi boletín semanal con información relevante, promociones, fechas de eventos y mucho más.

Inscripción

Inscríbete a mi evento llenando los siguientes espacios y recibe también mi boletín de manera semanal con información relevante, promociones, fechas de próximos eventos y mucho más.