¿Acercas o alejas a tus hijos de su padre?

Hace pocos días tuve la oportunidad de entrevistar desde la Ciudad de México, a Ana María Arizti, Psicóloga especialista en relaciones entre padres e hijos adolescentes.   Me encanta la mirada o enfoque que da Ana a cómo las mamás sin darnos cuenta, la mayoría de veces impedimos que nuestros hijos también puedan ser criados y amados por su padre de la misma forma que nosotras lo hacemos, y por qué no decirlo algunas veces incluso pueden hacerlo mejor que nosotras.  ¿A qué me refiero con esto último? A que nosotras estamos más metidas en el discurso del por qué o el cómo se deben hacer las cosas y ellos están más interesados en hacer las cosas sin tanto protocolo.

“TIENES TODO MI PERMISO DE QUERER A TU PAPÁ TANTO O MÁS QUE A MÍ” Esa es una frase que cuando se es mamá controladora o manipuladora, suena descabellada y hasta imposible de mencionar.  Mi intención hoy con este blog, es hacerte la invitación a que te plantees la frase y observes la reacción en tu cuerpo y en tu mente.  ¿Eres capaz de decírsela a tus hijos sin sentirte atemorizada o amenazada con que ellos puedan querer a su papá tanto o más que a ti?  La invitación va también dirigida a los caballeros, especialmente a aquellos que tienen algún resentimiento hacía la madre de sus hijos.   

¿Confías en el papá de tus hijos para su crianza?

Por favor, no te apresures a responder.  Siente y analiza tu respuesta, cualquiera que esta sea.  Si tu respuesta fue si, ¿Por qué confías en él? Si fue no, ¿Por qué no lo haces?  Por favor no justifiques tus respuestas.  Escudríñalas.  Desmenuza tu sentir.  Observa si hay algún parecido con la forma en la que te criaron a ti.  ¿Estuvieron presentes tus papás durante tu infancia? Y con esto no me refiero a si vivían contigo en la misma casa, sino que a si recibiste de ellos los 7 valores:  afecto, apoyo, comprensión, placer, inspiración, conocimiento, reconocimiento.  ¿Qué tipo de comunicación existía entre tus padres en su relación de pareja? ¿Había entre ellos guerra de poderes?  ¿Recibías de ellos un solo mensaje? ¿Qué te falto de ellos o se excedió en tu niñez?  Lo que hayas respondido a los cuestionamientos anteriores, está íntimamente relacionado con el por qué confías o no en el padre de tus hijos para su crianza.  

Ser padres es una tarea que incluye al hombre y a la mujer, puede parecerte obvio mi comentario pero llevado a la práctica resulta muchas veces no ser así.  Desde mi perspectiva la tarea de la paternidad la llevamos a cabo siendo bastante inconscientes de los roles que cada uno debe desempeñar en la crianza de los hijos y del impacto que generamos en ellos con lo que dimos en exceso o desde lo que no fuimos capaces de darles.  

Equilibrio en el sistema familiar según el orden en las constelaciones familiares.  

Los roles en la familia 

Si un hijo o hija se comporta como el padre o la madre de sus progenitores, se rompe el fluido de la vida, porque un hijo no puede sostener la vida de los mayores.  Cada miembro en la familia tiene su destino y un rol.  Cuando ocupamos un lugar que no nos pertenece podemos empezar a padecer de enfermedades físicas o emocionales.  De ahí la importancia de aprender que es lo que recibimos de cada uno de nuestros padres.  

De mamá recibimos: el éxito, la forma en que nos relacionamos con la vida, la calidad de nuestra relación de pareja, la relación con el dinero, la relación con la comida, la calidad de nuestra salud física, la capacidad y percepción que tenemos con todo lo relacionado a las letras.  

De papá recibimos: la fuerza para sostenernos en la vida, nos ayuda en la aceptación y capacidad de anclarnos en la realidad (aceptar las cosas como son), la salud mental, la realización profesional, las adicciones, el servicio, el respeto a lo masculino, la capacidad y percepción con todo lo relacionado a lo numérico.  

Casos en los que los hijos se convierten en padre o madre de sus progenitores: 

  • Padres cansados o con exceso de trabajo que delegan sus funciones como cocinar, limpieza del hogar, cuidado de los hijos menores, etc. 
  • Muerte de uno de los conyugues, cuando papá o mamá muere, el hijo varón mayor o la hija mayor según sea el caso, cubre ese rol.  
  • El padre periférico.  Se trata de un hombre que tiene escaza presencia en la vida cotidiana y afectiva de la familia.  Esto empuja a la madre a ocupar todos los espacios llegando a buscarle padre sustituto a sus hijos y una de las elecciones más comunes será el hijo varón mayor para que sustituya las funciones del rol paterno relativos al orden y las normas.  Este es un grave error porque el hermano siempre verá a su hermano como hermano mayor, nunca como su padre, lo mismo sucede a las mujeres. Nunca debes decirle a tu hijo/a mayor “ahora tú eres el padre/madre.  El padre siempre será el padre y la madre siempre será la madre, nadie puede sustituirlos.
  • Padres con mala relación, separados o divorciados.  El amor que un hijo recibe de sus padres es de liderazgo y autoridad, nunca de igual a igual.  

¿Qué sucede cuando no les permites a los hijos que tomen a su papá?

Hablarles a nuestros hijos mal de su papá está considerado como maltrato infantil y puede causarles un daño irreparable, por favor evita a toda costa hacerlo.  Podemos justificar esa acción en la rabia que sentimos porque esa persona nos hirió y traicionó, hasta puede parecerte normal que aparezcan en ti ganas de expresar tu rabia, pero por favor no te desquites con ellos.  Busca ayuda terapéutica si crees que no puedes gestionar tu dolor o enojo.  

Hablarles mal de su papá obliga a los hijos a inclinarse a favor tuyo, pero esto a su vez les hará sentirse culpable por amarle, porque por un lado te están considerando a ti la débil e indefensa, a él el villano, pero los hijos no son responsables de las acciones ni las decisiones de sus padres.  Ellos necesitan amarle a él tanto como a ti.  Si tu discurso se ha basado en descalificar a su papá con el tiempo te culpara a ti por haberle privado de tener acceso a él y por no haberle enseñado a amarlo, honrarlo y respetarlo.  Ante todo, cuando por experiencia puedan darse cuenta que cuando estuvieron cerca de papá se sintieron vistos, amados, apoyados y respetados por él, cuando ese sea el caso. 

Por favor deja el control y manipulación para relacionarte con tus hijos por miedo a que no te amen o te dejen de amar, evita chantajearlos o amenazarlo con tragedias y roles de víctima.  Ámalos por lo que son, no por lo que tu deseas que sean.  

Carolina Alcázar

© Derechos Reservados 2022 Carolina La Mujer de Hoy

Powered by INOVAPIX

ÚNETE A LA TRIBU

Ingresa tus datos para unirte gratis a la Tribu de Almas Conscientes y recibe mi boletín semanal con información relevante, promociones, fechas de eventos y mucho más.

Escucha el Demo

La versión del libro De Regreso a Casa en audio, leído por Carolina Alcázar.

ÚNETE A LA TRIBU

Ingresa tus datos para unirte gratis a la Tribu de Almas Conscientes y recibe mi boletín semanal con información relevante, promociones, fechas de eventos y mucho más.

Inscripción

Inscríbete a mi evento llenando los siguientes espacios y recibe también mi boletín de manera semanal con información relevante, promociones, fechas de próximos eventos y mucho más.