El juego de la vida es jugar mientras vives

La vida es como un juego y es, además, la partida más larga que conocemos, ya que no podemos dejar de jugar ni de avanzar mientras vivamos. Y si abandonamos habremos perdido la vida, ya que vivir es jugar siempre.  Tomarte la vida en serio no tendría que ser ningún problema, pero lo es. Con el paso del tiempo te amarga, ya no disfrutas las bromas y el miedo al ridículo te aterra. De nuevo, aquí está el control, el perfeccionismo, las ataduras que tú mismo te pones y que te ahogan. 

¿Qué hacer para no tomarse las cosas que pasan en la vida tan en serio?

Deja de guardar resentimientos y pensar demasiado en tus imperfecciones, hacerlo solo enfatizará tu actitud negativa y tu seriedad. Perdonarte a ti mismo y perdonar a los demás puede minimizar tu tensión, facilitar que te concentres en lo positivo sobre ti mismo y los otros y enseñarte a tomar las cosas con más calma.

¿Por qué las personas al avanzar en edad dejan de jugar?

Factores culturales, el miedo al ridículo y la falta de tiempo atentan contra el espíritu lúdico -todo aquello relativo al juego, recreación, ocio, entretenimiento o diversión-.   

¿Por qué es importante el juego en adultos?

El distintivo del hombre es el pensamiento.  Entonces, pensar como si fuéramos niños implica volver a preguntar y a observar al mundo.  De acuerdo con especialistas, entre los principales beneficios que ofrece el juego a los adultos se encuentran: -Ayuda a conservar la memoria y retrasar la aparición de enfermedades como el Alzheimer. -Ayuda a gestionar y transformar emociones y experiencias negativas.

Cuando somos niños, el juego representó una actividad fundamental para el desarrollo y aprendizaje, porque nos permite potenciar nuestra imaginación, explorar el medio ambiente en el que nos desenvolvemos, expresar nuestra visión particular del mundo, manifestándose mediante nuestra creatividad a través del lenguaje oral, el lenguaje corporal y el desarrollo.  

El juego a cualquier edad es útil, nos sirve para planificar, organizar, llevarnos bien con los demás, nos enseña a regular nuestras emociones y conducta, a resolver problemas cotidianos, a esperar turnos, a confiar en sí mismos y compartir, potencia las destrezas matemáticas y sociales e incluso nos ayuda a sobrellevar el estrés.  ¿Aún tienes dudas de por qué el juego de la vida es jugar mientras vives?

“No dejamos de jugar porque envejecemos, envejecemos porque dejamos de jugar”.  George Bernard Shaw

Carolina Alcázar  

© Derechos Reservados 2022 Carolina La Mujer de Hoy

Powered by INOVAPIX

ÚNETE A LA TRIBU

Ingresa tus datos para unirte gratis a la Tribu de Almas Conscientes y recibe mi boletín semanal con información relevante, promociones, fechas de eventos y mucho más.

Escucha el Demo

La versión del libro De Regreso a Casa en audio, leído por Carolina Alcázar.

ÚNETE A LA TRIBU

Ingresa tus datos para unirte gratis a la Tribu de Almas Conscientes y recibe mi boletín semanal con información relevante, promociones, fechas de eventos y mucho más.

Inscripción

Inscríbete a mi evento llenando los siguientes espacios y recibe también mi boletín de manera semanal con información relevante, promociones, fechas de próximos eventos y mucho más.