Vivir con intención: la ruta más corta hacia la vida que sueñas

Una de las cosas más importantes en las prácticas espirituales es la intención.    

Para conectarnos con la intención es útil plantearnos preguntas como: ¿Qué deseo lograr con esta actividad?  Aprender un idioma, encontrar pareja, tener hijos, ahorrar, comer, ejercitarse, en fin, cualquier actividad que llevemos a cabo.  En todo podemos aplicar esta misma pregunta.  

Tener claro que deseamos obtener o alcanzar es importantísimo.  La vida no se trata de hacer cosas por hacerlas o por salir del paso.  No.  Tener un propósito es tener un motivo que te impulsa a realizar o dejar de hacer algo que te produce bienestar.  Por su parte la intención, tiene fines más nobles y más grandes porque vienen del corazón. 

Por ejemplo: no es lo mismo decir: 

Voy a hacer dieta porque el médico dice que debo perder 20 libras. 

A decir: 

Quiero ser y estar más saludable, por eso a partir de hoy empezaré a cuidar y respetar mi cuerpo alimentándome de forma más consciente, natural y balanceada.  

En ese ejemplo: Perder peso sería el propósito.  Ser más saludable, sería la intención.   Aparentan ser lo mismo, pero se siente en el cuerpo y en la mente totalmente diferente.  Te invito a que repitas las dos frases conscientemente y puedas así percibir la diferencia 

Pongamos otro ejemplo.

No es lo mismo decir: Tengo miedo a quedarme sola.  A decir: Quiero tener un compañero de vida.  Desde mi percepción, el propósito de lo que deseamos viene de un pensamiento de miedo, exigencia o carencia. La intención viene de estar en contacto con nuestro corazón.  

Cuando la intención está presente, vivimos más agradecidos y centrados, porque estamos haciéndolo desde nuestra esencia, no por o para complacer a otros.  Y si complacer a otros fuera el caso, terminaremos sintiéndonos agotados y desilusionados porque estaríamos ignorando nuestra esencia.  Nuestra alma.  

Recuerda, la intención tiene fines más nobles y más grandes, porque vienen del corazón y es de ahí de donde sacamos la fuerza para seguir esforzándonos cada día.

En resumen, para vivir con intención, tomemos en cuenta:

  • Tener claridad en lo que deseamos.
  • Confiemos en ello.  Viene del alma.
  • Tomemos acción, teniendo presente lo que motiva nuestro corazón.
  • Nutramos nuestra intención con acciones que nos acercan  cada día a nuestro objetivo. 

Pongámosle a todo lo que hacemos una intención de amor, de manera que nos nutra, nos expanda a nosotros y a los que nos rodean.

Carolina Alcázar

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Más Artículos

© Derechos Reservados 2022 Carolina La Mujer de Hoy

Powered by INOVAPIX

ÚNETE A LA TRIBU

Ingresa tus datos para unirte gratis a la Tribu de Almas Conscientes y recibe mi boletín semanal con información relevante, promociones, fechas de eventos y mucho más.

Escucha el Demo

La versión del libro De Regreso a Casa en audio, leído por Carolina Alcázar.

ÚNETE A LA TRIBU

Ingresa tus datos para unirte gratis a la Tribu de Almas Conscientes y recibe mi boletín semanal con información relevante, promociones, fechas de eventos y mucho más.

Inscripción

Inscríbete a mi evento llenando los siguientes espacios y recibe también mi boletín de manera semanal con información relevante, promociones, fechas de próximos eventos y mucho más.